viernes, 22 de agosto de 2008

ANUNCIO POR PALABRAS






Caían los sueños con la misma facilidad que las horquillas, la tristeza crecía como el pelo y el espejo no pulía las arrugas.

"Academia de Cabronas" ponía el anuncio. Imprescindible alguna cicatriz. Se valorará el rencor.

Tiró el móvil a la basura, recortó la dirección y en ese preciso instante dejó de sentirse TELEPUTA.